español English version

Buscador

Septiembre 2003. Un día en Mokolo 01/09/2003

Septiembre 2003. Un día en Mokolo

Visitas educativas no son totalmente desconocidos en el norte de Camerún, pero normalmente son solamente alumnos ricos de secundaria que participen. La idea de llevar a nuestros ‘bebes’ de primaria de excursión fue toda una novedad.

Nuestro destino era Mokolo, un pueblo grande relativamente desarrollado a 50 Km. De Gouria. La idea era de visitar una pequeña pantano y luego el colegio secundario, en particular la biblioteca montada por una voluntaria inglesa.

Ya que era nuestra primera excursión y un día de mucha emoción llevamos solo 20 alumnos a la vez. El primer grupo salió a las 6:00 y el segundo grupo a las 12:00.  A las 5:30 los niños, preciosos, con uniformes recién lavadas y después de pasar la mitad del día anterior haciendo trenzas en el pelo, ya estaban delante de nuestra biblioteca, el lugar de salida. Para mucho era sus primer viaje en coche y solo 4 habían visitado Mokolo antes.

Meter 20 niños y 3 profesores en una furgoneta como la que alquilamos nosotros parecería una locura aquí, (seria de 8 plazas) pero es lo normal en Camerún y el conductor, Sadou no parecía  ni ver la cantidad que entraban!

Llegamos al pantano a hora y después de escalar una roca a un lado los niños estudiaron el paisaje y utilidades  del agua.     Hicieron unos dibujos que los padrinos de niños de Year 3 van probablemente van a recibir. Los niños no habían visto tanta agua junta y muchos tenían miedo. Conocen cuentos que dicen que el agua ‘necesita’ un niño de vez en cuando y que  diablos del agua salen a coger alguno. Hay  hasta cuentos que hablan de un cura protestante que llaman si el agua coge un niño. Este cura aparentemente entra en el agua y rescate niños con vida hasta una semana después de haberse perdido en el agua.

Después de una hora nos volvimos a meter en la furgoneta y viajamos al colegio. Un viaje de no mas de 5 minutos pero lleno de sorpresas para los niños. La primera vez que verían una carretera asfaltada y centenares de estudiantes que iban a cada lado de la calle al colegio. Un paseo por el pueblo contenía aun  mas maravillas. ¡Agua saliendo de un grifo! ¿¿¿El misterio fue ‘de donde venia??? ¿¿¿Y a donde iba???. También hizo pensar un niño que, al escuchar el maestro explicar una antena para teléfonos preguntó ‘Entonces hay que hasta subir a gritar?

Nuestros niños en Gouria tiene una vida muy sencilla. No han visto ni en fotos la mayoría de las cosas que vemos necesarios . Viven de sus campos y sus cultivos. La excursión a Mokolo fue una primera experiencia en conocer otra forma de vida. Fue maravilloso verlos descubrir tantas cosa nuevas. Durante muchos días después se oía la frase ’cuando estuve en Mokolo vi.....’

Gracias de nuevo por vuestro apoyo a nuestra escuela.

Judith